El mejor embutido ibérico, sin duda el lomito ibérico de bellota, que es una pieza exquisita y genuina del cerdo ibérico. El nombre de lomito es por su aspecto parecido al lomo, pero con la diferencia de que contiene mayor infiltración en grasa, lo que le confiere  una textura muy especial y más jugosa.

Su peso normalmente oscila entre 300 y 500 gramos aproximadamente y su forma es muy parecida al lomo, pero más achatado.

Es una pieza que se encuentra situada cerca del cabecero del lomo y pegada a la paleta del cerdo. Es una carne muy apreciada tanto como embutido como en carnicería, pero su conocimiento en general es muy limitado.

Hoy en día, todavía se la confunde con el lomo de cerdo, pero se diferencia claramente tanto por su textura más jugosa como por el sabor. De paladar suave pero intenso en aroma y sabor, y de color rojizo más intenso.

Su proceso de curación alcanza hasta los 90 días en secaderos naturales. En su proceso de curación pierde gran parte de su grasa, aunque no pierde esa clara infiltración que la diferencia claramente del resto de embutidos ibéricos.

Por eso en esta ocasión, Bendita Extremadura os quiere acercar uno de los productos más exquisitos de nuestro portafolio de productos: EL LOMITO IBÉRICO DE BELLOTA.

EL MEJOR EMBUTIDO IBÉRICO

Embutido gourmet, Lomito ibérico de bellota 

El lomito iberico se encuentra en todas las denominaciones de Origen. En Extremadura siempre está acompañada en su curación del mejor Pimentón de la Vera y sal.

Para saborear y degustar esta delicia, recomendamos que su corte sea a cuchillo y en finas lonchas. De esta forma se podrá degustar su refinado sabor y su delicada textura. Desde Bendita Extremadura, no recomendamos la mezcla con otros ingredientes como la mantequilla, el aceite de oliva o el ajo. Eso si, que no le falte un buen pico de pan, preferiblemente tipo sevillano que complementa el maridaje perfecto

Presa ibérica, un carpaccio exquisito

La presa ibérica de bellota se presenta también  como un manjar inigualable: el carpaccio de presa iberica.

Para comer este delicioso manjar , la pieza debe tener una pequeña curación de entre quince dias y un mes. Posteriormente se debe cortar la pieza en finísimas lonchas apaisadas de aproximadamente siete centímetros. Y por supuesto acompañarla con hierbas aromáticas que no enturbien su sabor y aderezado con el mejor aceite de oliva. Nuestra recomendación es un aceite de oliva extremeño suave como la variedad  arbequina de Cooperativa Virgen de la Estrella.