Envío promocionado sólo 4,95€ y GRATIS para pedidos superiores a 149,90€ | Derecho de devolución de 30 días | Pago seguro

Claves para comprar un buen Jamón Ibérico de Cebo de Campo

septiembre 13, 2016

Sabemos que el mundo del ibérico puede llegar a ser un poco complicado en cuestión de etiquetas, nombres y apellidos.

Es cierto que aún hoy día con toda la información de la que disponemos, son muchos los españoles que no saben diferenciar entre un jamón y otro. Peor aún, hay gente que llama “jamón serrano” al Jamón Ibérico. Y esto no se puede consentir.

Que el jamón serrano es muy buen producto nadie lo niega, pero no es igual que el ibérico. Por este motivo no debe confundirse.

Nueva Norma de etiquetado para el Ibérico

Como muchos ya sabréis, en 2014 se creó una nueva Norma para regular todo este tema de nombrar correctamente al jamón ibérico y a los demás embutidos ibéricos, que comenzaría a tener vigencia este año 2016.

Hace unos meses, con el inicio de la campaña del ibérico 2016 y ya con la nueva Norma de etiquetado en vigor, os contábamos en nuestro post Clasificación y etiquetado del jamón ibérico: Nueva Norma de Calidad toda la información necesaria acerca de esta nueva normativa.

Comprar Jamón Ibérico de Cebo de Campo

Debido a esta falta de conocimiento sobre el jamón, el consumidor se puede encontrar con serios problemas a la hora de comprar jamón.

Para comenzar con buen pie, lo primero que hay que hacer es quitarse prejuicios y errores del tipo: “jamón ibérico de cebo no, que es muy malo”, “yo siempre compro recebo”, “dame un poco de jamón serrano, de ese ibérico que tienes ahí”, “yo compro jamón de bellota 100%”, etc.

¿Qué tienen de malo estas frases que seguro habéis dicho o escuchado miles de veces? Pues que el jamón ibérico de cebo, como ya os comentamos en nuestro post Jamón ibérico de Cebo, es un producto de gran calidad; que la palabra recebo ha desaparecido y ya no se puede utilizar para designar jamones y embutidos ibéricos (ver link Jamón ibérico de recebo); que el jamón serrano no es jamón ibérico, como ya hemos comentado antes; y que el jamón no es 100% de bellota, sino que es 100% ibérico. Es decir, procede de madre y padre 100% ibéricos, raza pura.

                               

Claves para comprar jamón ibérico de Cebo de Campo

Bien el jamón ibérico de cebo de campo es un gran producto y muy aconsejable si no nos queremos gastar una cantidad excesiva, ya que en un estándar de calidad, el jamón de cebo de campo es más económico que el jamón ibérico de bellota.

Ya hemos hablado antes de la diferencia entre unos apellidos y otros, pero refrescamos un poco la memoria por si acaso.

Jamón ibérico de bellota es aquel que procede de cerdos ibéricos alimentados al aire libre en la Dehesa con pastos naturales y bellotas. Jamón ibérico de cebo de campo es aquel que procede de un cerdo ibérico criado en libertad en la Dehesa, pero que ha sido alimentado con piensos de alta calidad y pastos de la Dehesa. Por último, el jamón ibérico de cebo se elabora con cerdos ibéricos criados en granjas y alimentados con piensos de calidad.

Dicho esto, es importante leer en las etiquetas de los jamones de qué tipo de jamón se trata y no dejarse liar por juegos de palabras que muchos productores utilizan para confundir al consumidor y así venderle un jamón de dudosa calidad por un bellota.

Con la nueva norma, los productores están también obligados a decir el % de raza ibérica, por lo tanto, podremos saber si nuestro jamón es 100% ibérico, 75% ibérico o 50% ibérico. Algo que, por supuesto, influirá en la calidad final de la pieza también. Y si no lo indica es porque no es ibérico, muy importante puesto que un % inferior al 50% no llega a preservar la raza ibérica y hasta hace no mucho se podía utilizar el término ibérico en este tipo de piezas. Con la nueva Normativa de Calidad del Ibérico ya no es posible.

Si en la etiqueta veis “Jamón ibérico 75% de cebo campo Pata Negra” activar la alerta porque es imposible, el término Pata Negra sólo se puede utilizar para designar jamones e ibéricos 100% de BELLOTA.

También es muy importante el color de la vitola del jamón, el jamón ibérico de cebo de campo se diferencia de los demás por su vitola color verde. O sea, que siempre que la vitola o etiqueta del jamón sea verde estaremos ante un jamón ibérico de cebo de campo.

Por tanto, lo más importante a la hora de ir a comprar un jamón ibérico de cebo de campo es tener claros todos estos conceptos, de esta manera será muy difícil que nos engañen.

Es necesario leer bien la etiqueta para saber qué es lo que estamos comprando, se trata de un producto de elevado precio y que compramos para disfrutarlo al máximo, es decir, no estamos comprando cualquier cosa, así que hay que comprar jamón con cabeza.

Por último, se suele decir que se come más por los ojos que por la boca. Por eso, también será relevante nuestro criterio en cuanto a la “pinta” del jamón para finalizar nuestra compra.

Recordad siempre que los jamones ibéricos son delgados, estrechos y alargados, siempre es mayor la longitud que la amplitud de la pata ibérica.

La parte interior del jamón es irregular, de color amarillento (cuánto más amarillenta sea la grasa de la corteza mayor tiempo de maduración ha tenido la pata) y con manchitas. Esto indica que el jamón es de calidad, ya que este moho que suele aparecer en la superficie de los jamones es necesario para que el jamón permanezca estable.

Jamón ibérico de cebo de campo Bendita Extremadura

Ya somos pequeños expertos en el etiquetado del ibérico, así que ya podemos dar el gran paso: Comprar jamón ibérico online.

Aquí juega su papel Bendita Extremadura con su maravillosa selección de jamones ibéricos de Extremadura, todos ellos de gran calidad y además muchos con ofertas que no se pueden dejar escapar.

Pásate por nuestra web www.benditaextremadura.com y pon en práctica los conocimientos que acabas de adquirir.



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.